EL ARCHIVO HISTÓRICO MUNICIPAL ASIDONENSE DONDE DUERME LA HISTORIA DEL PUEBLO

MEDINA SIDONIA 

TEXTO: ANTONIO JOSÉ CANDÓN   MEDINA SIDONIA.-

Es uno de los más importantes en la provincia y fuera de ella.

 Dispone de un fondo documental compuesto por una  serie  de importante documentación diplomática integrada  por Privilegios Rodados, Cartas Pueblas, Cartas diapositivas, entre otros legajos.

El Archivo histórico municipal de Medina Sidonia esta considerado como único en la provincia de Cádiz y uno de los más importantes del país con un fondo documental compuesto por una seria importante de documentación diplomática integrada por Privilegios Rodados, Cartas Pueblas, Cartas Dispositivas, Actas Capitulares… que permite a historiadores e investigadores adentrarse e indagar en la rica historia no sólo de la Ciudad sino de nuestra región conteniendo documentación del periodo comprendido entre los siglos XIII al XX de forma ininterrumpida.

La pena para todos los asidonenses es la documentación histórica más importante de España que conservaban los Duques de Medina Sidonia y ahora en manos de una Fundación,  que fueron trasladados al palacio Ducal de Sanlúcar de Barrameda.

 

No obstante hay una extensa colección de documentos y entre ella una Carta dispositiva de 25 de Mayo de 1482 de D. Enrique de Guzmán el Bueno y Meneses, duque de Medina Sidonia al Concejo de Medina Sidonia. Los Reyes le han pedido que envíe gente a caballo a Córdoba para la guerra contra los moros, y por ello manda que Medina Sidonia participe con 24 lanzas repartidas entre los caballeros de confía.

De ello esta plenamente convencida la técnico de cultura municipal y licenciada en historia, María José Dávila encargada desde siempre de su estado “pues nuestro Archivo es un importante instrumento para el estudio de la historia de la etapa bajomedieval, la cual desborda por completo el marco local y se imbrica de lleno en el proceso histórico del reino castellano”.

 

La actual encargada de mantener, conservar y mimar la riqueza documental asidonense tampoco duda “que del mismo modo, esta considerado como uno de los mejores archivos locales para las épocas modernas y contemporánea por el volumen y calidad de la documentación existente, así como del optimo estado de conservación de la misma”.

Es tal la repercusión, envergadura, transcendencia, magnitud y valor de la documentación que en el se conserva, que prácticamente es muy difícil acceder a ella   con muy buen criterio por parte municipal, tan solo los historiadores, investigadores, cronistas y muy excepcionalmente en alguna ocasión puntual, cuando se celebran exposiciones, muestras o planteamientos el público en general, todo bajo un estricto control

 

De la importancia e interés que tiene el archivo histórico municipal, dan fe, todos aquellos que se han introducidos en sus entrañas e incluso ha sido objeto de estudios, mediantes celebraron conferencias, charlas y exposiciones que tenía por objeto dar  conocer el fondo documental y poner en valor el Archivo municipal. En este sentido fue objeto de una Semana Cultural dedicada exclusivamente a ello.

Hasta mediado los 80 las dependencias que acogía al legado se encontraban en un lamentable estado en cuanto a su mantenimiento. Es entonces cuando la Diputación Provincial de Cádiz dentro del Plan de Ordenación de Archivos municipales lleva a cabo la clasificación, ordenación y realización de inventario de los fondos documentales.

Este trabajo fue realizado por las archiveras, Francisca Ruano y Victoria Martín en 1987 quedando plasmado en la edición del Inventario del Archivo Municipal de Medina Sidonia, publicado por la propia Diputación cinco años después.

 

La tarea que desarrollan las encargadas de poner en orden la documentación y consiste en ir examinando legajo por legajo y documento por documento, para su clasificación, ordenación e inventariado, hecho con un método más racional hasta a los que en esos momentos venía utilizando  el Ayuntamiento para “archivar” lo que se tenía y lo que más modernamente se estaba produciendo, y que daba más la impresión de un almacén de papeles que un verdadero archivo funcional.

 

La documentación, según destacó en su día la encargada de su mantenimiento y conservación fue ordenada en base una clasificación Orgánico Funcional,  “siendo fiel, con ello al origen de procedencia de la documentación y a su proceso de gestión, quedando sistematizada, no sólo la documentación histórica conservada hasta nuestros días, sino también la que se genere en el futuro”.

 

Hoy en día las salas que acogen los legajos la conforman diversas secciones: Gobierno, Secretaría, Beneficencia, obras y urbanismo, Servicios de Rentas y Exacciones, Intervención y Depositaria, Elecciones y varios.

 

De entre todas por su indudable valor destacan la Sección de Gobierno por la seria de Actas Capitulares, conservadas desde 1557, y la amplia grama de Disposiciones varias que recoge Privilegios Rodados, Catas Plomadas, Reales Cédulas, Órdenes y las Cartas Dispositivas de los Duques. Del mismo modo, la Sección de Secretaría que recoge series muy completas y donde hay que hacer especial mención a la serie de Catastro y Amillaramiento, dentro de la cual se encuentra al completo el Catastro del Marqués de la Ensenada y una última que se ha creado con documentación del Pascual Cervera y Topete, “El Almirante Cervera” héroe de la Guerra de Cuba, cuando España perdió aquellas posesiones y que ha sido donada por los herederos de aquel.

 

                                    ORIGENES DEL ARCHIVO.-

 

El archivo histórico municipal se encontraba ubicado originariamente en el edificio noble del Ayuntamiento, en una estancia que se acondiciona para ello en 1846, año en que se acomete una obra de restauración de la original Casa Capitular. Esta dependencia destinada al depósito de archivo, es concebida de una forma  exenta respecto al resto de las oficinas al público, y se encontraba ubicada en la segunda planta, en una sala de 3,5 metros de ancho por 8 de largo, con dos puertas opuestas que comunicaban con sendos pasillos. El interior de este recinto estaba rodeado por un mueble de estanterías realizado en madera de pino, que se extendía desde el suelo hasta el techo, el cual albergaba los legajos, destacando en uno de los laterales una puerta monumental con tres cerraduras simbólicas, donde al parecer se guardaban las Actas Capitulares, consideradas como los documentos más valiosos para el Ayuntamiento.

 

Sin embargo, tras el zócalo de una de las paredes, se guardaba un arca de madera en cuyo interior resultó estar el verdadero tesoro documental de este archivo; Privilegios Rodados, Cartas Plomadas y Cartas Ducales entre otros.

 

Una vez concluida la tarea de clasificación y ordenación, hay que decir que, por circunstancias varias el Archivo no se llegó a abrir a la investigación en un sentido amplio, ya que la ubicación de este no permitía un acceso cómodo para las consultas y muchos menos constituía un espacio adecuado para el trabajo del investigador. Esta situación se concebía como pasajera ya que estaba previsto el traslado del Archivo a unas nuevas dependencias de la Casa anexa al edificio noble del Ayuntamiento, que fue rehabilitada para acoger nuevas oficinas y donde se destinaron varias de ellas para conservar el fondo documental.

 

En 1994 terminan las obras de ampliación de las Casas Consistoriales y comienza el traslado ordenado de parte de la documentación conservada en el antiguo Archivo, a las nuevas dependencias preparadas para el depósito de nuestro rico legado monumental, y por supuesto para su posible consulta, estudio y difusión. Tras la ordenación y colocación de la documentación histórica, quedó definitivamente ubicado el Archivo Histórico Municipal, albergando este la documentación más antigua y conservada en el fondo documental del municipio, esto es aproximadamente un 45% del total (900 legajos de los 2000 existentes).

 

En su nueva instalación se mantuvo el mobiliario existente, dado el valor artístico y sentimental que ofrecía el conjunto, no sin antes tratar la madera, y se confeccionaron nuevos estantes y armarios para contener los legajos. Se dotaron las dos salas destinadas a depósito y consulta, con sistemas de detección de fuego y alarma, y se instaló higrómetro y termómetro como medidas de control de los valores de humedad y sequedad. De este modo el depósito documental quedaba en óptimas condiciones para su conservación.

 

LEGAJOS MÁS IMPORTANTES.

 

Como queda dicho son muchos y muy importantes los documentos que se conservan en este sitio, entre los más destacados y a modo de  ejemplo está el Privilegio Rodado dado por Alfonso X EL Sabio el 27 de enero de 1268 en Jerez. Para poblar la Villa después de reconquistarla a los musulmanes concede a los caballeros de linaje las franquicias de los caballeros hijosdalgos de Toledo y al resto de los pobladores los de caballero ciudadanos de Sevilla. Los exime de diezmo y todos los pechos, menos moneda y yantar. Los libera de ir en hueste más allá del río Guadalquivir.

 

También se conserva un Privilegio Rodado dado en Sevilla por Pedro I a Medina Sidonia el 18 de Julio de 1350. Toma para si y sus sucesores la villa que promete no enajenar de la corona. Concede a sus moradores la exención de todos los pechos y tributos, tanto a la población como en el resto del reino.

 

Especialmente interesante es el Privilegio Rodado de 12 de abril de 1434 dado en Valladolid por Juan II a Pedro González de Medina, tesorero de la iglesia de Sevilla, en nombre de la iglesia de Cádiz. Confirma privilegio anterior dado por Alfonso X, que concede al Obispo y Cabildo de Cádiz la alcairía de Benalup con todos sus términos, montes, ríos, pastos, entradas y salidas y todas sus pertenencias.

 

De los Duques de Medina Sidonia también hay una extensa colección de documentos y entre ella una Carta dispositiva de 25 de Mayo de 1482 de D. Enrique de Guzmán el Bueno y Meneses, duque de Medina Sidonia al Concejo de Medina Sidonia. Los Reyes le han pedido que envíe gente a caballo a Córdoba para la guerra contra los moros, y por ello manda que Medina Sidonia participe con 24 lanzas repartidas entre los caballeros de confía.

 

Por último merece destacarse otros legajos que hablan de las cuentas gastadas por el Cabildo para remediar la enfermedad de la peste en Medina Sidonia en marzo-julio de 1581, el expediente de deslinde y amojonamiento de la ciudad, con las ciudades de Jerez, Gibraltar y Tarifa y las villas de Alcalá, Vejer, Puerto Real, Chiclana y Paterna entre 1595 y 1687; el expediente de exterminio de lobos, zorros y otros animales dañinos, entre 1788 y 1814;  el Breve del Papa Pío VII confirmado a la Ciudad de Medina Sidonia el Patronazgo de Santa María Virgen con el titulo de la Paz dado el 20 de Agosto de 1802 en Roma o el Acuerdo de Pleno del 23 de enero de 1933 para realizar una suscripción a favor de las víctimas de los sucesos acaecidos en Casas Viejas, entonces pedanía de Medina Sidonia.

 

MICROFILMACION Y DIGITALIZACION DEL ARCHIVO.

 

Unos años más tarde se inicia un nuevo procedimiento para poner aún más en valor si cabe este archivo histórico y se ejecuta un proyecto de microfilmación y digitalización de los fondos documentales.

 

Los trabajos se iniciaron con las actas capitulares del año 1.557. Anteriormente con una ayuda de la Diputación Provincial de Cádiz también se había ejecutado las mismas tareas en parte de una colección diplomática de privilegios rodados que se conservan en el archivo histórico municipal.

            Con la ejecución de estos trabajos, el Ayuntamiento de Medina Sidonia, pretende a través de diversos programas de subvenciones y ayudas que se convocan anualmente, fue digitalizando la mayor parte de la documentación histórica municipal, al objeto de disponer de la misma en un soporte más adecuado, para uso y manejo por parte de los investigadores y para preservar y conservar en las mejoras condiciones posible los pergaminos y documentos de papel.

 

Por tanto el Archivo asidonense  está considerado como un  importante instrumento para el estudio de la historia de la etapa bajomedieval, la cual desborda por completo el marco local y se imbrica de lleno en el proceso histórico del reino castellano y como uno de los mejores archivos locales para las épocas modernas y contemporánea por el volumen y calidad de la documentación existente, así como del optimo estado de conservación de la misma.

 

Las tareas que ha desarrollado la empresa encargada de poner en orden la documentación consistieron en ir examinando legajo por legajo y documento por documento para su microfilmación y digitalización.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios